Todo sobre los Síntomas del Estrés

Entre otros síntomas, como los sociológicos, sucede cuando una persona que está pasando por esto se le olvidan las cosas y generalmente se siente cansado y alterado ocasionando que las relaciones con otras personas empiecen a decaer y por lo tanto se aleja y discute con frecuencia con personas de su entorno.

El sueño, especialmente por las noches, es lo primero que se pierde, tiene pesadillas, y no logra conciliar el sueño hasta altas horas de la noche. También puede que aumenta el apetito considerablemente o por el contrario pierda el hambre. Las personas que desarrollan estos problemas tienen mucha probabilidad de desarrollar problemas de hipertensión.

Debemos de tener en cuenta que el estrés se representa en tres niveles: Físico, emocional y de conducta. Es necesario identificarlos, por lo que se adjunta una lista de síntomas habituales. Si se reconoce alguno de ellos se debe acudir a un especialista.

1. Nivel Físico:  En este nivel se pueden presentar uno o varios síntomas.

  • Opresión en el pecho y/o sensación de ahogo.
  • Hormigueo en las extremidades superiores e inferiores.
  • Sudoración en las palmas de las manos.
  • Palpitaciones, ya sea en párpados o alguna otra parte del cuerpo.
  • Dificultad para tragar o para respirar por una sensación de bloqueo y/o desesperación.
  • Tener la boca seca.
  • Temblor corporal.
  • Manos y pies fríos a cualquier hora del día.
  • Tensión muscular, estando  en movimiento o reposo.
  • Falta o aumento de apetito.
  • Entrar de momento a un cuadro de diarrea o estreñimiento.
  • Estado total de fatiga

2.Nivel Emocional o Psicológico: Este nivel se presenta cuando el estrés afecta al sistema nervioso cambiando los ánimos de las personas que lo padecen. El sujeto puede no presentar ninguna anomalía y a continuación caer en una terrible preocupación o ponerse a llorar sin razón alguna.

  • Tener deseos de gritar.
  • Fuertes deseos de llorar y estar desesperados.
  • Estar casi siempre colérico e irritable.
  • Tener pensamientos muy pesimistas (continuamente).
  • Fuertes cuadros de miedo y pánico.
  • Falta de memoria.
  • Falta de concentración.
  • Mantener una preocupación excesiva.
  • Nerviosismo.
  • Tener ansiedad.
  • Tener depresión.
  • Sentimiento de culpabilidad.
 

3. Nivel de Conducta: A medida que los problemas de estrés aumentan, algunos trastornos aumentan cada vez más, haciéndose notar en la conducta del día a día.

  • No poder permanecer quieto en un solo lugar.
  • Reírse de manera frenética y/o nerviosa.
  • Hacer sonar los dientes.
  • Tener problemas sexuales (impotencia, disfunción eréctil, eyaculación precoz).
  • Fumar y beber en exceso.
  • Padecer de insomnio o no dormir mucho.
  • Tener manías o tics nerviosos.
comments powered by Disqus